Una experiencia única: Mugaritz

Tras el estrés de fiestas el equipo de Auroch Bar decidió tomarse un pequeño descanso y realizar un pequeño viaje para relajarse y descubrir nuevas experiencias. Esta vez el destino elegido fue San Sebastián, donde visitamos a nuestra amiga Julieta Caruso en el restaurante Mugaritzdonde es jefa de cocina.

Tras un largo viaje en coche, llegamos a nuestro destino. Justo coincidimos con la celebración del Festival de Cine de San Sebastiánasí que la ciudad se encontraba viva, en continuo movimiento, repleta de turistas y espectáculo por todas partes. Tras la primera oleada de sensaciones, dejamos en el hotel nuestras pertenencias y nos dispusimos a salir para cenar y probar el famoso pinxto pote Donostiarra junto con Julieta y algunos amigos del restaurante Mugaritz, no podíamos empezar de mejor modo nuestro viaje.

Al día siguiente, durante el día disfrutamos de la capital guipuzcoana y por la noche nos dirigimos hacia Errenteria, lugar dónde se emplaza el restaurante Mugaritz. Dirigido por Andoni Luis Aduriz, está considerado como uno de los mejores del mundo y catalogado con 2 estrellas Michelín desde el año 2005. Para ellos «Comer es un acto comprometido«, y a través de él buscan y cuentan experiencias, historias, olores, texturas, sabores… que estimulen el placer. Y claramente, lo consiguen con su cocina.  Nada más llegar al restaurante nos dejaron pasar a ver la cocina y como trabajaban, antes de disfrutar del espectáculo que nos tenían preparado.

Todo el equipo de Auroch nos sentíamos como niños impacientes esperando a abrir un regalo, comprobamos que para crear una experiencia no importa únicamente el contenido del plato y su elaboración, influyen también el entorno, la presentación, la historia que hay detrás de él… Degustamos unos 18 platos, todos diferentes, todos bien elegidos, en su correcto orden y cada vez más sorprendentes. Se nos pasó la velada sin apenas darnos cuenta, fue un festival para nuestros sentidos.

De esas cosas que tienes que vivir, al menos, una vez en la vida.

Os dejamos con una pequeña galería fotográfica de nuestro viaje: